Vade Thrasher. Toxic Wine, Violent Execution, Proagression, Escoria y Amajhur – Vade Music Bar (27/08/2022)

El pasado sábado 27 de agosto vivimos una linda jornada thrashera en el renovado Vade Music Bar, de la mano de X32 Producciones. La productora oriunda de zona sur se aventuró al lejano oeste con este festival conformado por Toxic Wine, Violent Execution, Proagression, Escoria y Amajhur en una velada que estaría teñida por velocidad, camaradería y sobre todo, mucho frío.

En un ejemplo de puntualidad, tras abrir las puertas al público, salieron los locales de Toxic Wine para abrir la noche con un interesante estilo de thrash metal que condensaba mucho de speed metal y heavy clásico, bien de la vena de Toxic Holocaust, y algunos momentos de Violator. El power trío nos golpeaba de arranque con temas cortos pero contundentes apelando a la filosofía de la velocidad y la discordancia, que terminaba coqueteando con el crust punk por momentos. Después de la medianoche llegó el turno de VIOLENT EXECUTION, que viajaron más de 80 kilómetros desde Campana para patearnos en la pera, sin vergüenza alguna con su estilo de crossover thrash, que les valió su boleto al Furia Metal Fest, y que al cabo de la mitad de su lista de temas, con su clásico corte difusión “RxPxA” (acrónimo de resaca post apocalíptica) empezaron a formar las ronditas de la gente que se exaltaba al ritmo del tupa tupa y el fervor que imponían tanto Leandro Stemberg, vocalista de la banda, junto con Gonzalo Rillo, encargado de una de las violas. El ritmo del quinteto estaba bastante relacionado a la banda anterior, no solo por la amistad que los une, sino por ese fervor por los ritmos rápidos, pero con las voces menos desgarradas.

PROAGRESSION fue la siguiente del quinteto en subir en la tarima para ofrecer su arsenal thrasher, que tenía la peculiaridad de combinar una interesante visceralidad pero que también exponía mayor contenido vocal melódico, de parte de Terry Sick, que también coqueteó y bromeó con el público sobre la lejanía y también sobre el presente de la banda, con un disco salido hace menos de un año y fechas a futuro. Luego siguió ESCORIA desde Zona Norte, que venía de presentar en el mismo establecimiento su disco Rigor Mortis, unos meses atrás, pero que no se guardó nada para este show, que demolió el recinto con un set de sólo 7 canciones, que variaban su intensidad entre canciones vertiginosas y temas más lentos, pero siempre con una impronta bien agresiva, y coronando su set previo al cierre
de “Rigor Mortis”, con una soberbia versión “Disciples of the wacth” de TESTAMENT, que terminó de encender la noche moronense.

Por último, salió AMAJHUR, como afirma su eslogan, desde Libertad para el mundo, quienes tras arrancar poderosamente con “Nadie te frena”, tuvieron que verse forzados a frenar momentáneamente su show por problemas técnicos en la guitarra de Darío Uboldi, que se descolgó rápido de su instrumento (con un gran gesto del staff de ESCORIA que ayudó en su rápido ajuste) y demostró su poderío como frontman para continuar sin ningún
tipo de cortedad, con su poderoso set de canciones, donde repasaron todo su último disco De frente, editado en 2021. Tras finalizar su set con su canción homónima, y con el clamor de la gente que pedía más, se volvieron a calzar las violas para coronar su parte con “Attitude” de SEPULTURA, y la participación estelar de Juani Poncelas de NVLO, en una noche a puro vértigo y casi de antaño, de esas misas thrasheras de lo que supo ser el mítico Vadenuevo.

Cronista: Luis Gallucci























logos_apoyo