NOCHE EN LLAMAS. Reckless Love – El Teatrito (10-05-2023)

A veces el arte de la música no tiene que ser profundo ni trascendental, a veces solo con entretener y pintar nostálgicas fantasías alcanza. A veces lo único que interesa es pasarla bien, relajarse y disfrutar. Esto es  lo que propone Reckless Love y son extremadamente buenos. La visita de los escandinavos convocó una buena cantidad de rockerxs un miércoles ajetreado en la ciudad porteña. El día se prestaba para cortar la semana con ayuda de vibrantes guitarras y huracanados coros.

Los locales Gunner fueron los encargados de abrir fuego con su interesante y sólida propuesta, con temas de su ya considerable discografía y presentando canciones de su nuevo disco, próximo a editarse este año. Brillaron de principio a fin, destacándose los temazos «Street Kid» y el hiterísimo «Rocking In The City».
A las 20:45 llegó el turno de Arpeghy con su hard rock con toques neoclásicos. Con un sonido que fue acomodándose de a poco calentaron al público con números como «Hasta el Final», «Dame una señal» (hermoso estribillo), la edulcorada balada «Te Perdí», corte de difusión de su último trabajo Arpeghy 3 (2022), y el powermetalero «Laberinto». La banda cerró su set con la canción «Mi Destino» (una especie de «Rock and Roll y Fiebre» 2.0) dejando a la gente de muy buen humor y lista para el plato fuerte de la noche.
Con algunos minutos de demora, y luego de «The Boys Are Back In Town» de Thin Lizzy a modo de intro, salieron los fineses Reckless Love a prender fuego el escenario. La trifecta compuesta por la sunsetstreetera «One More Time», «Animal Attraction» (con un lindo tufillo a Def Leppard) y la explosiva «So Happy I Could Die» (Nikki Sixx aprueba) fue la mecha que encendió al público a más no poder, haciendo cantar, saltar y bailar a todos los presentes. Mención especial para el cantante H. Olliver Twisted que no paró un segundo, arengando como Vince Neil, gritando como Joe Elliott y tirando patadas como David Lee Roth. El rol de frontman lo tiene perfeccionado. Siguieron más hitazos como «Badass», «Born to break your Heart», «On The Radio» (mamita, qué estribillazo!) y «Back to Paradise» (de lo que mejor sonó en la noche). Habiéndose asegurado que los fans más acérrimos hubieran saciado sus ansias de temas de todo su repertorio, los oriundos de Kuopio procedieron a presentar su placa más reciente, Turborider (2022), un álbum con gran presencia de sonidos sintetizados y estética outrun. «Flight of the Cobra» fue la intro de guitarra, de la mano del querible Pepe Reckless, que abrió esta segunda parte del set, continuando lógicamente con «Like a Cobra» para dejar espacio a la michaelsembellesca «Eyes of a Maniac», evocando a Flashdance (1983). «Outrun» fue la pieza seleccionada para mantener a la gente contenta, una canción que parece ser sacada de la banda sonora de alguna gema olvidada del Hollywood de los ’80s. Otra que entraría en esta descripción sería «Kids of the Arcade», con su oda a los fichines e innegable buena onda. «Turborider» dejó a más de uno con dolor de cuello a fuerza de velocidad y gritos a lo Rob Halford. Habiendo un calor difícil de ignorar y con la gente entregadísima a los encantos de la banda, Olli anuncia la última canción del set: nadie le creyó. Entre risas presenta «Monster» otro temazo que será la división entre el show y los bises. Después de escasos segundos el grupo vuelve al escenario para entonar un último par de canciones, pero Olli no planea irse sin hacer cantar a la gente un poco más. Entre olé-olés, aplausos y gritos, empieza a brotar el coro de «Night On Fire». El final no podría haber sido de otra manera que con «Hot», la canción ideal en el momento ideal, el final perfecto para una noche más caliente que el infierno.
Reckless Love pasó por Argentina dejando a todos los presentes felices, con la satisfacción de haber entregado a sus fans lo que fueron a buscar, un show divertido, directo y efectivo. Muchos nos olvidamos que era miércoles o de las cosas que teníamos que hacer al día siguiente, al menos por un rato. Mientras tanto, ellos prometieron volver. Estaremos aguardando el llamado de la naturaleza.
Cronista: Boris Bargas
PH: Leticia Villalba






















 

 

 

 

 

 

 

 

logos_apoyo