IS THIS THE REAL LIFE?. Fuego Interior – The Roxy Live (22-06-2024)

Tras varios años sin sacar música nueva, Fuego Interior decidió presentar su esperada segunda producción en el establecimiento ubicado sobre la Avenida Niceto Vega 5542. Les dejamos nuestro registro de una noche descollante.

Después de la triunfal presentación de Tempestades (2023) en octubre pasado, The Fallen of Sparta sigue llevando su música a diferentes escenarios del país. Con un pie siempre puesto en el sonido de death melódico, su otra extremidad mete los dedos en otras aguas como black metal o deathcore. “Orochi” utiliza la técnica del tremolo picking característico del black, mientras que “El último día” (cierre de su set acompañados por Enzo de Born of the kraken) tiene un breakdown core seguido por un riff Tillverdak i Sverige – Hecho en Suecia, en su idioma original -. Es genial ver como la banda se va afianzando cada vez más a medida que van pasando sus recitales. La calidad sonora que tienen y su solidez en vivo son augurios de un gran futuro. Ojalá el tiempo nos dé la razón.

No guerra ya es un nombre legendario en el ambiente del metal under nacional a fuerza de un sonido muy propio, letras conscientes socialmente y shows que te pegan en la jeta como una bola de demolición. Sin embargo, el recital del fin de semana pasado tuvo un componente especial, ya que tocaron íntegramente su primera producción discográfica (Ahoniken, lanzado originalmente en 2010). Escuchar de nuevo el grito primitivo al comienzo de “En llamas”, el solo de “Somos fuertes, somos más” o la letra atemporal de “Violencia en tu mente” fue algo emocionalmente nostálgico al recordar cuanto tiempo había pasado desde que escuchamos el disco por primera vez. Gracias por los recuerdos, No Guerra. Brindamos por muchos más.

Fuego Interior en vivo es el equivalente musical a una tormenta eléctrica en la que cada tema es un poderosísimo trueno que sacude los cimientos de cualquier lugar en el que se presenten. La fiereza de la voz sumado al ataque atronador de las guitarras y el golpe directo al pecho de la base rítmica hacen que sus recitales generen en la audiencia una sensación de estar en medio de una selva totalmente oscura mientras escuchan sonidos atemorizantes en cada rincón.

“Necronomicon” le hace absoluta justicia a su inspiración lovecrafteana. La atmósfera claustrofóbica de “Pesadilla” es una descripción bastante precisa de lo que siente una persona atrapada por las sádicas representaciones de sus pensamientos más perturbadores. “De las cenizas” recuerda a la escena de T2 en la que Linda Hamilton sueña con el fin de los tiempos. Con cada canción que pasa, el público queda más inmerso en la experiencia. Pogos más brutales. Gritos más viscerales. Todo esto culmina con Darío Díaz cantando casi sumergido en el océano de gente que había asistido al Roxy aquella noche.

Fuego Interior presentó “Los límites de la realidad” en una noche más que victoriosa. Se merecen una vuelta olímpica. Hecho en Suecia, en su idioma original.

Por Alejandro Williams
PH: Leticia Villalba

Galería Completa

 




· Volver




















 

 

 

 

 

 

 

 

logos_apoyo