Y SE HIZO EL DOOM. The Obsessed – Club Cultural Bula (17-06-2024)

¿Quién es Robert Scott «Wino» Weinrich?  La columna vertebral del doom metal. A través de poderosos de riff que van de lo pesado a lo ganchero encarnó Spirit Caravan, The Hidden Hand y Saint Vitus, entre otras, de las bandas más importantes del genero. Finalmente, llego a la Argentina con The Obsessed, grupo que enalteció en tres etapas: 1976 – 1986, 1990 – 1995 y  2012.

Indudablemente, cuando uno habla de heavy metal piensa en Black Sabbath como piedra filosofal del palo. Así y todo, como piedra fundacional del doom el aporte de de Wino es superlativo. Este año el músico cumple 64 años y lleva un poco más de media vida entre cuerdas, entre botellas y entre otras cosas. Creo que lo que hace al fenómeno de Wino es lo profundo y genuino de su puesta en escena.

Las primeras señales del show de Wino en el país no eran del todo buenas. Para los fanáticos acérrimos era una experiencia religiosa. Para la producción un cambio de locación a último momento tambaleo un poco la mesa, pero tan solo un poco. En cuestión de asistencia no hay mucha diferencia entre El Marquee y Club Cultural Bula. Menos de 100 para abajo entre el uno y el otro. Y de Palermo, como era originalmente, a las mediaciones de la zona del Abasto tampoco. La principal diferencia estuvo en el propio recinto. Mientras que para el ingreso a El Marquee es un pasillo largo al fondo y en el que ocasionalmente podes quedar en el medio de una pista de baile de música tropical, en Bula el escenario está en el subsuelo, más propicio de humedad y pesadez correspondiente al estilo de la música en cuestión.

Como dije anteriormente el aporte de Wino es superlativo y en estas latitudes no fue una ocasión. Los Natas fue la banda precursora del stoner nacional y sin dudas, este genero es hijo del doom. Hoy en día, Los Natas es un proyecto extinto en cuanto a ejecución, pero vivo desde la sonoridad. Sergio Ch, creador del grupo, se sumo al proyecto Dios Serpiente para exponer la distorsión de su SG a ritmos densos, oscuros y pesados que caminan más cerca del drone que del plano desértico pampeano. Así, como primera parada, la música argentina dijo presente. Acto seguido, Monje propuso más oscuridad, más oscuridad y más pesadez. Y más guturales, mucho más. La pregunta es ¿Qué tanto de death o música extrema tiene The Obsessed para que las bandas seleccionadas hayan oficiado como actos previos? ¿Es necesario que se entrelacen los sonidos? Nobleza obliga y con el diario del lunes a cuestas posiblemente bandas con sonidos que remitan a los años 70 podrían haber sido más propicios, pero aquí vuelvo a hacer una pausa a preguntarme porqué. Si Wino sentó las bases indirectamente cualquier banda con la espalda suficiente son las que merecen estar. La primera joven con un respaldo de trayectoria y la segunda como una de las propuestas más concretas del doom argentino. La temática oscura y filosófica, los gritos desgarradores y los climas a dios violas y golpes duros y graves de bajo y batería.

The Obsessed bajo por las escaleras y se subió al escenario. Por un instante, el frontman paso desapercibido, pero rapidamente llovieron aplausos. También invitaciones a cerveza y fernet. Durante el set que duró alrededor de una hora y media, un puñado de un poco más de 200 personas salto, pogueo y agito la cabeza dando por cerrado un capitulo. La lista de temas recopilo todas las etapas: “Brother Blue Steel”, “Streamlined” y “Daughter of an Echo”para iniciar. La batería de Brian Constantino sería de los puntos altos de la noche con golpes concretos, secos y platillos gigantes y estridentes. Chris Angleberger en bajo y Jason Taylor como guitarra rítmica, acompañan un paso atrás. Otros clásicos como “Hiding Mask”, “Mourning” y “Sodden Jackal” sonaron en una arrolladora lista de 19 canciones. En el medio, «Punk crusher», «To Protec and to serve» y «The way she fly». Durante casi todo el set, problemas en el sonido y en la correa de Wino, el Lemmy Kilmiter del subsuelo y tiempos lentos. Como cierre, y como broche de oro debido a una amplia cantidad de canciones de otros proyectos imposibles de abarcar en una sola noche por lógicas razones, “Lost Sun Dance” conmemorando a Spirit Caravan.

Por Jonatan Dalinger
PH: Cuervo Deth

Galería Completa

 




· Volver




















 

 

 

 

 

 

 

 

logos_apoyo